Saltear al contenido principal
Menú
Historia De Ángela

Historia de Ángela

El 23/12/2005 comenzó la historia de amor más bonita jamás contada. Nos conocimos con 14 años, la primera vez que lo vi fue un flechazo solo hacia preguntar quién era y de dónde venía pues nunca lo había visto. Era el primo de un amigo y venía de malaga ( yo soy de Antequera). Fuimos amigos durante un tiempo, los mejores amigos, poco después comenzamos a salir. Sin duda alguna fue y es el amor de mi vida, con él empezó todo; miradas, los primeros besos, nuestra primera vez, confesiones, las primeras mariposas, todo tan intenso, tan furtivo, tan emocionante. Quedábamos a escondidas, nos llamábamos desde la cabina para hablar, tantas monedas de cinco duros echadas, tantas horas colgada a esa cabina… Esperando con ansias que llegará el fin de semana para verlo. Recuerdo aquellos años como unos de lo mejores de mi vida. Un gran grupo de amigos, saliendo, riendo y disfrutando sin miedos. Lo fue todo para mí pues el primer amor nunca se olvida, pero la distancia y la juventud hizo que cada uno cogiera su camino. A pesar de ello nunca me olvidé de él, siempre pensaba en como estaría, como le iría, si tendría novia, si era feliz… pasaron muchoooos años, 12 concretamente, y me enteré que había fallecido un familiar muy querido para él, por lo que decidí buscarlo por Facebook para hablar con él (siempre digo que fue la escusa perfecta para tener un motivo para escribirle), escribí el mensaje de pésame 20 veces y lo borraba ya que no me atrevía a enviarlo, hasta que un día me decidí a hacerlo. Que nervios esperando esa ansiada respuesta que daría lugar a una conversación para recodar nuestra juventud, de saber el uno del otro… Llegó la respuesta y fue mucho mejor de lo que esperaba… Recordamos momentos juntos, reímos con todas nuestras anécdotas, me decía que estaba guapísima que no había cambiado, que había pensado mucho en mi, que cada vez que iba a Antequera preguntaba por mi pero yo llevaba muchos años fuera y nadie sabía de mi. Me pidió mi número y se lo di. En ese momento yo estaba pasando por un momento muy malo, malísimo, con la relación que tenía. Tenía ansiedad y depresión. Pero no era capaz de dejarlo, era una relación muy tóxica que estaba rota desde hace años, no hablábamos, no dormíamos juntos pero tenía una dependencia emocional muy fuerte. Pasaron los días y hablábamos por WhatsApp. Fue tan maravilloso hablar con el, me dio vida, me recordó que el amor no duele el amor se disfruta, me dio tanto en esas conversaciones, me removió tanto, me dio luz donde sólo había sombras, fue mi ángel el que me dio las fuerzas para hacer lo que vendría posteriormente. Quedamos varias veces, en ese momento yo vivía en Marbella y él en Málaga. Iba a verlo, quedabamos, charlábamos y se me pasaban las horas volando, era tan feliz, volvía a ser yo, esa que había desaparecido. La noche de Halloween del año 2017, fue el día que nos volvimos a besar después de tantos años, indescriptible ese momento. Ahí fue el punto de inflexión para decidir terminar con el infierno de vida que tenía y darme cuenta de que había vida más allá del mundo que me había creado. Cogí a mi compañera de vida (mi perra), mis cosas, dejé mi trabajo, la pareja tóxica que tenía y me fui con él a Málaga. Desde entonces estamos juntos, vivimos juntos y es la mejor decisión que he tomado en mi vida. No me arrepiento de nada. Y le doy gracias a la vida por ponérmelo de nuevo en mi camino. Hay una frase que define muy bien lo nuestro: “cuando conoces a la persona correcta en el momento equivocado el destino los vuelve a unir”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar