Saltear al contenido principal
Menú
10 Novelas De Escritoras Que No Te Puedes Perder

10 novelas de escritoras que no te puedes perder

Nunca olvidaré la primera vez que cayó en mis manos un libro “de palabras”. Llega ese momento en la vida de toda niña, en la que los libros de dibujos dan paso a las historias, que enriquecen nuestra mente y nos hacen crecer en todos los sentidos.

Desde ese día, la literatura y la poesía se han convertido en algo fundamental en mi vida: me nutren, me hacen soñar. Terminar cada día leyendo unas líneas, es un ejercicio que me ayuda a mantener viva mi mente. Por eso, quizás, siento tanto amor por contar historias, por compartirlas.

Cuando comienzas a convertirte en una fervorosa lectora, hay ciertos clásicos que pasan por tus manos. Siempre hay alguien que te dice que “este libro no puedes dejar de leerlo”, ya que su historia se ha convertido en un referente, o bien su autora hizo algo más que escribir un libro: contribuyeron a cambiar la sociedad en la que vivían cuando publicaron sus obras.

Por ello, la búsqueda de libros clásicos de mujeres escritoras se convirtió en un ejercicio enriquecedor. No sólo por sus argumentos, también por el momento en el que lo escribieron, qué significó en su época y qué ha significado en la historia.

Por ello, hoy os dejo un resumen sobre las 10 novelas de autoras que no te puedes perder, de mis favoritas. ¡No te las pierdas!

10 novelas de escritoras

Orgullo y prejuicio, Jane Austen

Esta obra de la literatura se ha convertido, sin lugar a dudas, en un referente en cualquier ambiente literario. Su autora, Jane Austen, retrataba en sus historias las situaciones en las que se encontraban las mujeres de su época. Y esta historia de amor es, sencillamente, una obra maestra. Además, es curioso saber que su autora, aunque publicó varios libros, los firmaba como “By a Lady”, y no fue hasta después de su muerte que se publicó con su nombre real. Si aún no la has leído, ¿a qué esperas?

Criadas y señoras, Kathryn Stockett

Esta novela retrata, a través de tres narradoras, la situación de las criadas afroamericanas el sur de EEUU, en su relación con familias blancas bien posicionadas económicamente. Sus tres protagonistas, con diferentes situaciones y posiciones, sienten que los límites que les impone su ciudad y su época las limita y ahoga. Es una de las obras más populares de los últimos tiempos, publicada en 2009.

El diario de Anna Frank, Anna Frank

Lo más revelador de esta obra es que no se trata de ficción, si no de una historia real. Anna Frank fue una niña judía que vivió escondida de los nazis, durante su ocupación en 1942 en los Países Bajos. En su diario recogió lo que ocurría en “la casa de atrás”, que es donde estaba escondida. El hecho de que se trate de una historia real, que su padre publicó como uno de los conocidos diarios de guerra, la ha convertido en una obra que se ha de leer, al menos, una vez en la vida.

Lo que el viento se llevó, Margaret Mitchell

Seguro que si escuchas esa mítica frase que decía “señorita Escarlata”, sabrás de qué te hablo. La historia de su autora, que creció en Atlanta (ciudad que inspiró la obra), fue una mujer alentada por su propia familia a tener educación y a ser perseverante. Pese a tratarse de su única obra, se ha convertido en uno de esos clásicos que, generación tras generación, se sigue recomendando como una obra maestra. De hecho, ganó el premio Pullitzer en el año 1937, y es una de las obras más vendidas de la historia. Un clásico que no puedes perderte.

Mujercitas, Louisa May Alcott

El argumento de esta novela es la vida de cuatro hermanas, cada una de ellas caracterizada por tener un carácter diferente. Es un reflejo de la vida femenina de la época en la que vivió su autora, sobre cómo pensaban las mujeres. Es otra de esas obras que se debe leer, al menos, una vez en la vida.

La autora de esta novela fue una persona muy activa a nivel social y político, que se manifestó en contra de la esclavitud y a favor del sufragio femenino. Además, para poder hablar de temas “prohibidos”, como el incesto o el adulterio, publicó una serie de novelas y relatos en las que se trataba de ellos, bajo el pseudónimo A.M. Barnard.

Si aún no la has leído, ponla en tu lista. Te encantará.

Manolito Gafotas, Elvira Lindo

Manolito gafotas se ha convertido en la obra referente de muchas personas, que la leyeron siendo pequeños (o no tanto). Su protagonista relata, haciéndote empatizar con él, cómo es su vida en un barrio de Carabanchel alto, junto a sus padres, su abuelo y “el idiota”, que es como se refiere a su hermano.

Su autora, Lindo, escribió 8 novelas de esta saga, y recibió el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil. Pero no sólo es una obra para los más peques, es una delicia que sin duda te transporta a la infancia. ¡Y muy divertido!

Mary Poppins, Pamela Lyndon Travers

¿Quién no ha escuchado hablar de Mary Poppins, esta dicharachera niñera, y de su bolso mágico? Su autora se mudó a Inglaterra en 1924, donde publicaba sus obras bajo el pseudónimo P.L. Travers. El mismo Walt Disney le contactó para comprarle los derechos de este legendario personaje, para usarlos en una película.

La obra es divertida, completa y todo un clásico, que no puedes dejar de leer. De hecho, su autora fue nombrada oficial de la “Orden del Imperio Británico”, por la reina Isabel II, por su aportación a la literatura.

Una habitación propia, Virginia Woolf

Woolf fue una escritora británica, de las mejor consideradas gracias a sus obras literarias y sus aportaciones al feminismo. En sus obras exponía las dificultades de las mujeres, y entre ellas Una habitación propia es una de mis favoritas. En ella trata sobre la figura de la escritora Jane Austen, la cual nunca contó con una habitación propia donde escribir.

Es una de esas lecturas necesarias para comprender cómo mujeres, como Austen, vivían en su época, intentando adaptarse a sus circunstancias y lidiando con sociedades restrictivas.  Muy recomendable.

La cabaña del tío Tom, Harriet Beecher Stowe

Hay libros que tienen la capacidad de emocionarte, tocarte la fibra más sensible. Y este en cuestión, sin duda, es uno de los que más me tocó la patata. Es una obra clave para comprender la esclavitud, publicada en el año 1851. En su historia un rico propietario se ve obligado a vender a su mejor esclavo, Tom. El destino lo dirige a convertirse en un cómitre en una plantación de algodón, figura que maltrataba al resto de esclavos. Su negativa a aceptar este nuevo rol, los sentimientos humanos y otras tantas lecciones de ética y moral, se ponen en duda en esta gran obra que, sin duda, te arrancará alguna lágrima.

Mary Poppins, Pamela Lyndon Travers

¿Quién no ha escuchado hablar de Mary Poppins, esta dicharachera niñera, y de su bolso mágico? Su autora se mudó a Inglaterra en 1924, donde publicaba sus obras bajo el pseudónimo P.L. Travers. El mismo Walt Disney le contactó para comprarle los derechos de este legendario personaje, para usarlos en una película.

La obra es divertida, completa y todo un clásico, que no puedes dejar de leer. De hecho, su autora fue nombrada oficial de la “Orden del Imperio Británico”, por la reina Isabel II, por su aportación a la literatura.

Y es que, sin duda, la literatura es una puerta abierta a otros mundos, y estas autoras con sus obras han hecho del mundo, sin duda, un lugar mejor. Por este motivo la colección Jane es un tributo a las mujeres escritoras, a la literatura. Una colección plagada de cariño y de historias, para soñadoras como tú. Si aún no la conoces, puedes hacerlo pinchando aquí. ¿Qué te parece?

Y si quieres conocer la colección, no te olvides de ir a la web pinchando en este enlace.

Y tú, ¿cuáles son tus obras favoritas? Cuéntame, te leo. 😊

Anekke

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×Close search
Buscar